Home 18 años La portuguesa Erica Fontes nos cuenta un relato xxx muy real

La portuguesa Erica Fontes nos cuenta un relato xxx muy real

32
0

La portuguesa Erica Fontes nos confiesa un affaire que tuvo en uno de los sexshop portugal a los que acude a comprar normalmente.

Era un sábado de agosto muy caluroso en la ciudad de Lisboa, yo estaba bien caliente ese dia, pues acababa de terminar con mi novia apenas hacia una semana. esos dias calurosos me ponen muy cachonda, entonces sin ningun plan para salr de casa decidí ponerme un short y un top para estar fresca en casa. como mis papas se habían ido de fin de semana con unos amigos de ellos nos quedamos en casa mi hermano juan de 15 años y yo.

Estaba aburridisima y bastante caliente y no tenia plan para la noche. así que el sábado paso bastante normal. me tome un par de refrescos y me senti mareada. me acosté en el sofá de la sala, ya que mi hermanito se había salido a jugar con sus amigos.

Estaba yo soñando bien rico que mi ex-novio me follaba bien rico, ahí mismo en la sala como lo habíamos hecho un par de veces. ese morbo de que alguien te sorprenda siempre me encanto y me ponia a mil. entonces sentí bien rico en mi coñito y en mis tetas. lo que sentía era demasiado real. cuando despierto es mi hermanito el que esta manoseándome con sus manitas, con sus bermudas en las rodilla y su pene de fuera. guacala que me levanto y le doy una bofetada y le dije que recapacitara que soy su hermana y demas. el pobre se subió corriendo a su cuarto, y yo me quede muy molesta.

En eso que suena el telefono. era un amigo de mi exnovio, se llamaba jorge, quien siempre me había tenido ganas pero como era novia de su amigo nomas no, y bueno me invito a balar a un antro del centro, paso por mi a las nueve de la noche. despues de cenar algo nos fuimos al antro. para esa noche me haba puesto mi «disfraz de pecadora» un vestidito pegado al cuerpo y que me llegaba apenas abajo del muslo, jorge se quedo perplejo.

Esa noche bailamos bien cachondos. el se me acercaba al cuerpo y yo como estaba necesitada lo dejaba hacer. nos besamos bien rico. Después del antro me fue a dejar a mi casa, y ya afuera de mi casa que sube la temperatura y me empieza a meter mano, si bien rico, y yo le empece a sobar su tranca ¡que pollón tenia el cachondo! pero cuando le iba a dar una soberana mamada, me dice que vamos bien rápido, y no esta bien y no se que, que su amigo. entonces yo bien caliente lo trate de convencer, pero el tonto no quiso. me baje del auto enojada y me metí a mi casa.

Yo bien caliente y ese tonto no se había aprovechado. me metí directamente a la cocina y me tome una cervecita para cortar tanto vodka que tome. y cual me puso mas caliente. el clima, la noche, los bailes con ese tonto, no se pero quería hombre. bueno pene.

Entonces me fuí a la sala y ahí estaba mi hermanito dormido en el sofá. al parecer se quedo viendo la tele, y la apague. lo vi ahí echadito, solo con un pantalón corto que usa para dormir y nada mas. en eso pensé en su pequeño pene que había visto en la tarde. el morbo entro en mi. bueno ahí había un pene ¿no? así que dije, si el se agasajo conmigo en la tarde, porque yo no ahorita.

Entonces le baje suavemente si short y ah¸ estaba paradito su pollita. creo que estaba soñando algo cachondo, o que se yo, pero se lo empece a acariciar. primero con temor y después con mas confianza. hasta que me decidí y me lo metí a la boca. mhh!! que rico. sabia a nuestro champoo. muy calientito y limpio.

En eso que se despierta el morro y yo aferrada a su pene. me lo estaba devorando, y que se me queda viendo. el pobre estaba asustado. parecía un cachorro asustado. yo me puse bien colorada. ja, ja ahí estaba yo a mis 22 años, chupándole la polla a mi hermanito de 18.

Siento que se viene, porque hizo un movimiento muy brusco – después me confeso que era la primera vez que se la mamaban – pobre pero para que le juega al vivo. me trague todo su semen. le dije gracias hermanito, y me fui a acostar bien rico. el se quedo embobado. ni una palabra dijo.

Después de esa vez, el insiste en cogerme. cuando tiene oportunidad me azota el culo, me agarra una chicha, me abraza y me repega su polla, pero yo no mas le doy calentones. de vez en cuando le chupo su verga, porque me encanta. sobre todo cuando estoy muy caliente. todavía no he hecho el amor con el, porque es mi hermanito, pero es mi consolador favorito. quien sabe, si se porta bien tal vez un día de estos me lo folle.

(32)