Home Sexo duro El sexo como terapia para combatir el estrés
0

El sexo como terapia para combatir el estrés

111
0

El sexo y el estrés son dos conceptos que tienen una vinculación más estrecha de lo que podamos pensar. Porque si bien el estrés es una de las causas que motivan tener la libido baja, el sexo puede eliminar dicho estrés. Una vida sexual saludable o tener relaciones sexuales frecuentes pueden ser la mejor solución frente al estrés. 

Las preocupaciones de nuestro día a día podemos dejarlas atrás con las travestis de zaragoza. Las relaciones sexuales llevan a las personas a sentirse menos estresadas y les ayudan a disfrutar de mejor humor al día siguiente. Además, al estar de buen humor se predispone uno mucho más hacia el afecto sexual. 

Las personas que han experimentado relaciones sexuales de forma reciente suelen tener una presión arterial más baja. Algo que se confronta con aquellas personas que viven situaciones de estrés y, por tanto, cuentan con una presión arterial más alta. 

Un reciente estudio indica que las mujeres se sienten mucho menos estresadas después de haber mantenido relaciones sexuales. El apoyo emocional por sí solo no tiene el mismo efecto. 

El orgasmo, sin ir más lejos, tiene muchos beneficios para la salud. Puede relajar el cuerpo y liberar una gran cantidad de hormonas que apoyan el bienestar general de las personas. Un tipo de relajación que puede ser muy satisfactorio desde el punto de vista emocional y que viene muy bien para combatir el estrés. 

Acudir a las travestis de ponferrada es una excelente opción no solo para huir del estrés, sino también para escapar de la monotonía. Un servicio ideal para recibir un acompañamiento especial y con el que poder recorrer incluso la ciudad. Porque en el sexo no todo se traduce en la relación en sí. Aquí entran en juego también otros factores relajantes y divertidos. 

Encontrar tiempo para el sexo nos puede ayudar a aliviar el estrés. Disfrutar de los juegos previos, los masajes íntimos o simplemente besar y abrazar al otro pueden reducir los niveles de estrés después de un día de preocupaciones. 

En definitiva, el sexo puede ayudar a aliviar el estrés al aumentar las endorfinas y otras hormonas que repercuten en nuestro estado de ánimo. Como forma de ejercicio, puede ayudar a calmarnos, hasta el punto de que la actividad sexual evita el incremento de la tensión arterial durante las épocas o las situaciones más estresantes. El sexo sin penetración y la masturbación también nos pueden ayudar a sentirnos más relajados. 

(111)