Home Anal Follando por el culo con una Escort
0:00
4:21
0

Follando por el culo con una Escort

56
0

Fantasear es una de las pocas cosas que aún quedan gratis en la vida. Y hay quien le gusta fantasear con juguetes, con que se follan al vecino… Cosas de ese estilo. Yo más bien soy de llevar las fantasías a la vida real. Os cuento mi experiencia.

Hace un tiempo que rondaba por mi cabeza la idea de hacer un intercambio de rol. Pero no me decidía mucho, sobre todo por la sociedad en la que vivimos. Pero como yo soy un poco cabezón me decidí a buscar algún sitio donde poder hacer realidad mi fantasía. Así buscando y rebuscando di con el lugar adecuado. Un sitio donde hicieron mi fantasía realidad. Me puse mi mejor traje y me dirigí aquí para que me follaran como yo siempre había querido.

Ser un ejecutivo de una empresa muy conocido es algo que está muy bien, pero cuando tu vida sexual es algo más extravagante fuera de lo común se vuelve un problema.

Siempre he tenido curiosidad por saber que se siente cuando te la meten por el culo. A pesar de que soy heterosexual. Pero siempre me surgía la pregunta en la cabeza de ¿con quién me acuesto que no se lo cuente a nadie? Total que me puse a pensar y me dije, voy a buscar a alguien profesional y que tenga puedan mantener esto en el más sumo anonimato.

Lo encontré y llamé por teléfono. Dije todo lo que necesitaba para cumplir mi fantasía y me dijeron que sin problema alguno. Me fui directo a ese lugar y en cuanto entré por la puerta ya me sentía libre de las miradas de la sociedad. No me sentía ni juzgado ni cohibido. Podía ser realmente yo.

Cuando entré a la habitación que había reservado para mi ya pude notar como todo mi cuerpo se tensaba y relajaba al mismo tiempo. Ver ahí el arnés que se iba a colocar la scorta mulata que contraté… me hacía sentirme vivo. Me relajo y me quedo tan solo unos segundo sentado en el borde de la cama. Levanto la mirada y ahí está, un verdadero bombón de licor. Toda ella entera, dispuesta a darme el placer que más he deseado desde hace mucho tiempo.

Camina hacia mí y me empieza a besar. Con habilidad me va quitando el traje y yo me dejo que haga y deshaga a su antojo. Primero la chaqueta, seguido la corbata… pero cuando llega al cinturón yo ya estoy duro como una piedra. Mi polla está luchando por salir del pantalón. Pero lo que más se movía dentro de mí es que podía sentir el agujero de mi culo bien caliente. Ardiente diría yo. Ella con buena profesional sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Me quita el cinturón y al bajarme el pantalón su boca ya está buscando mi polla.

Que placer tan grande sentir esa boca alrededor de mi polla. Esto es una delicia y un manjar. Pero la cosa sigue calentándose poco a poco. Ella sabe a lo que he venido así que me pide que me recueste en la cama. Obedezco sin rechistar, y ella se abalanza sobre mí para poder comerme la polla mucho mejor. Me levanta las piernas y así le dejo libre acceso a mis huevos y mi culo. Ella pasa de la polla a mis huevos con la lengua. Mientras que con el dedo va masajeando mi culo.

Me voy dilatando sin pensarlo y ella lo nota y lo siente. Acto seguido me pide que me dé la vuelta y que me quedé tumbado boca abajo. Por el ruido puedo escuchar cómo se coloca el arnés. La excitación va en aumento y mis ganas de que me follen el culo mucho más.

Ella es dulce y sensual, eso me pone y sentir que está cerca de mi culo me pone mucho. Lo hace con tacto y poco a poco se va adentrando en mi culo. Es una sensación placentera, única y espléndida. Con pocos movimientos me hace correrme sin tener que meter mi polla en un coño para ello. He experimentado y tenido el mejor orgasmo de mi vida. Pero la cosa no queda ahí después de que ella me folle el culo ahora me toca a mí follarme el suyo.

Sin duda el mejor lugar para follar y experimentar tu propio cuerpo. Creo que voy a volver a este sitio una y otra vez.

(56)