Home Porno amateur Relaciones en una casa de putas
0:00
4:21
0

Relaciones en una casa de putas

56
0

Muchos de nosotros pensamos en ir a una casa de putas, pero pocos nos paramos a pensar en la relación que se forja en estos sitios.

Cuando vamos a una casa de citas en busca de sexo con alguna puta, no solo buscas sexo. Sino que estas buscando evadirse de la realidad. Buscas ser tu mismo en un lugar donde no se te juzga, como aquí. Donde puedes ser realmente tú, sin cohibirte en ningún aspecto.

Por normal general las chicas que se dedican al mundo del sexo, las putas, son mujeres muy respetuosas. Y como tal debemos de tratarlas a ellas. Este es primer paso para ir a una casa de putas.

No podemos pensar que por pagar tenemos derecho a todo. No esto no es así. Cuando vamos a una casa de citas, vamos a pasárnoslo bien, eso no lo discutimos. Pero todo debe de ser dentro del respeto. No podemos olvidar que son personas que aunque no lo exteriorizan tienen sentimientos y puede dolerle como se le trate.

Dicho esto, os comento un poco las relaciones que se forjan en un prostíbulo. El solo hecho de entrar por sus puertas nos hace relajarnos y excitarnos al mismo tiempo. Podemos entablar conversaciones con las chicas que nos sirven las copas, o directamente con las chicas que están ahí para follar.

Las conversaciones pueden ser de lo más variopintas. Pero recuerda que si has ido para follar hablar de tus penas no ayuda en nada. Tu vas a ese sitio a divertirse un rato, a dejar a un lado los problemas y relajarte. Así que si no eres capaz de dejar a un lado la vida personal más vale que no vayas.

Las relaciones que se forjan en una casa de citas son muy diferentes a las de la vida real. Aquí no esperes amor, porque no lo vas a encontrar. No busques a alguien que te escuche, porque para eso están los psicólogos. La relación con las putas será de diversión y respeto. Se puede follar y divertirse respetándose mutuamente. Tomar una copa con una puta puede ser muy divertido, ya que podrás dejar volar tu imaginación. No tendrás que cortarte en hablar de sexo o que te caliente hablando. Porque sabes que tienes la posibilidad de follar en una habitación con esa chica, eso si, tienes que pagar por ello.

Si eres de los que piensan que tienen que hacerte una rebajita por ir varias veces al mes o algo así. Mejor ni te lo plantees, las rebajas las dejamos para el mercadillo. Y si pides una rebaja lo más probable es que te rebaje el tiempo del polvo o que te deje a medias. Piensa en el lado opuesto y si a ti te gustaría que te lo hicieran. Si la respuesta es no, ni te plantees la idea en la cabeza. Porque las rebajas no existen en las casas de citas.

Las ventajas de ir a una casa de citas es que tu vas a follar y te vas. No tienes que aguantar a ninguna mujer que te pida explicaciones de nada. Puedes experimentar todas tus facetas y gustos sexuales. Las escort saben lo que hace y te harán disfrutar de tus fantasías como nadie. Tan solo tienes que expresar tus deseos y ellas ven de qué manera cumplirlos. Ellas te marcaran los límites, al igual que tu también.

Sin duda ir de putas es una de las mejores opciones, ya que te da rienda suelta a tu polla y sin calentamientos de cabeza de una mujer. Follar, pagar y a casa. Esa es mi filosofía de vida.

 

(56)